El apego no puede ser platonico; desea notar la comparecencia asi­ como quiere palpar la figura

El apego no puede ser platonico; desea notar la comparecencia asi­ como quiere palpar la figura

A veces, mirar por las proximidades ademas confirma la creencia

“El apego, cuando verdadero, desea acontecer proclamado a los cuatro vientos, desea acontecer cantado con el alma asi­ como el corazon. Por eso, el mas enorme elogio que se hizo al apego en las Escrituras judeocristianas se llama “Cantar sobre las Cantares”. El mistico San Juan de la Cruz, que experimento el apego radical, escribio las “Obras espirituales que encaminan a un alma a la mas magnnifica liga con Dios, en transformacion de amor”. En ellas, el novio canta esta realidad universal: ‘mira que la dolencia/de amor que no se cura/sino por la notoriedad asi­ como la figura’.

Es la exaltacion al punto sobre llevar a ‘hacer la samba acerca de el ilimitado’ asi­ como acontecer la ‘palabra que liberta’. No obstante tambien seri­a el visaje discreto sobre quien confiesa ‘cada oportunidad que salgo, me preparo de tal vez verte’ por motivo de que ‘en el torso Existen un hueco, hay la carencia sobre alguien’. Seri­a el amor lo que hace que las personas sean relevantes, en otras palabras, que realiza con que nos importemos con la humano amada, encontrada ‘en vi­a a tanta muchedumbre’. Aunque En Caso De Que el amor no haya apego, ‘la vida de mi ha terminado’, pero todavia ‘es igual que perderse de Dios’. Sin embargo si el apego halla otro apego, conoce que ‘eso me calma, me acoge el alma, eso me asistencia a vivir’.”

Seguidamente, dijo, nunca fabrique cuestiones inutiles, de nada sirve realizar cualquier duda

“El amor sensible es una invencion artificial y contraria a la verdadera esencia humana. Escuchamos esto cualquier el lapso actualmente en aniversario, y cuanto mas envejecemos, mas pensamos fiarse que de este modo son las cosas. Si, existira emocion, exacerbacion temporaria sobre las sentidos asi­ como sobre la razon, sin embargo el apego de hecho, sobre la forma en la cual existia Con El Fin De las generaciones de indeterminados tiempos antiguos, es ilusa, seri­a igual que minusculo un tanteo voluntarista y neurotico sobre encuadrar el ambiente en donde el no se puede ensamblar. Las felices para todo el tiempo acabaron, la entrega, la renuncia, el arrebatamiento, el arrobo perenne se han ido Con El Fin De De ningun modo mas continuar.

?Ay, que aburrido colocarse filosofico, o, tambien peor, tener delirios psicoanaliticos, cuando se deje de amor! ?Vale la pena debatir la persistencia del apego, no es compania vana cuestionar el amor, alguien que conoce de la indignacion en la naturaleza humana, cuando se esta cegado de amor? Seguro que no. Me acuerdo sobre la biografia que en ocasiones relato, esposa portuguГ©s referente a el dia en que un antiguo amigo mio entro de sorpresa a mi agencia y me encontro soterrado pequeno resmas sobre tarea mezcladas y an aspecto sobre recogerlo cualquier y tirarlo a la porqueria. ?Que diablos hacia yo alla: me queje -, escribiendo la biografia que nunca habia pasado, poblada de multitud que nunca habia vivido, que demencia absurda era aquella? El contesto que no lo sabia, No obstante que estaba seguro de una cosa. Desde que el varon aprendio a hablar, incluso bastante primero sobre haber concebido la escritura, invariablemente hubo alguien que contara historias y otros deseosos sobre, o Incluso necesitando, escuchar esas historias. Alguien todo el tiempo estara haciendo lo que haces hoy por hoy, asi­ como, luego, Con El Fin De una cosa habra de ser; sientate ahi y escribe, cumple tu sino carente investigar respuestas que De ningun modo tendras.

Y tambien me consenso de cuando, enamorado por primera vez y cruelmente ignorado, me veia en morada, sentado en el sillon del gobierno de mi padre, en devaneos sonadores intercalados por sollozos, al completo en la vida, todo lo que me interesaba, encarnado en la figura rubia sobre risita clara que no me queria, que no sabia sobre la amplitud de mi apego, nunca por impracticable, sentido sobre ese estilo por cualquier una diferente criatura, nunca tenia ganas ni de tener en cuenta como seriamos felices juntos, igual que era puro mi corazon y absoluta mi devocion. Habia una cancion con su apelativo, asi­ como yo ponia el disco en el tocadiscos una y otra oportunidad, y, en realidad os lo digo, ninguna persona nunca ha sufrido de esta forma por amor.